Coffee Break: La vida pasando por la izquierda.

YL2017OfiB1.2

Cuando era un chaval, me maravillaba y horrorizaba a partes iguales la absoluta incapacidad de mis padres para programar el vídeo VHS. Una función que, siendo yo sólo un niño y no terminando de entender la diferencia entre los dos y los cuatro cabezales, ya tenía dominada.

Me consolaba pensando que la de mis padres “era otra generación” y, por otro lado, no tengo claro hasta que punto no podían y hasta que punto no querían aprender.

Pero, sea como fuere, era una señal inequívoca de que aquello me podría pasar algún día. El efecto “vídeo” me acecha desde entonces. 

El VHS pronto dejó de tener secretos y empecé a trastear con los ordenadores personales. El primero que pude comprarme tenía dos gigas de memoria (dos gigas completos). Recuerdo que el vendedor me dijo “esto no lo llenas en la vida”.  Nos os reviento la historia, os adelanto que sí lo llené.

Tengo grandes recuerdos de aquella época. Entonces nos pasábamos el día  desfragmentando y formateando el disco duro e instalando y desinstalando todos los programas. Puede que alguien llorase de la risa, si le hablara hoy en día de hacer un scandisk. En aquella época, lo hacíamos todas las semanas… e iba mucho más rápido.

Si estás preocupado, dejé los scandisk atrás hace mucho. Pero las revoluciones continuaron sucediéndose una detrás de otra: Internet, apps de móvil… las redes sociales no me son desconocidas. Parece que, por ahora, estoy consiguiendo librarme del efecto “vídeo”… o quizás no.

Hace unos días, me sorprendí al ver un programa de televisión. No es que no me sorprenda habitualmente haciendo eso, pero fue diferente.

En el programa una “chica” (que me disculpe si es que llega a leer esto 🙂 ) se autodefinía como pansexual. Al parecer, eso significaba algo así como que le gustaban tanto los hombres como las mujeres. Y claro, mi mente retrograda del siglo XX pensó “bisexual” que, en su momento, eso ya era supermoderno. Pero no, es un concepto mucho más abstracto y complejo. Investigué un poco y no es sólo la pansexualidad. Hay antrosexuales, demisexuales, sexo binario, trinario … Y no se trata de prácticas perversas o extrañas, son auto-conceptos, modos de vida… muy complicado para mí.

En cualquier caso, tengo que reconocer que no sé hasta que punto no puedo y hasta que punto no quiero aprender…me ha alcanzado el efecto “vídeo”. Y el día que queráis, os cuento la cantidad de cosas que compraba con 100 pesetas.

Miro por la ventanilla y veo como la vida me está pasando por la izquierda. No en cuestión de tecnología como esperaba, pero es que la vida siempre es capaz de sorprendernos.

Un penique por tus pensamientos.

Ylax (2017)

Twitter: @Ylax_Blue

YLax

Más Coffee y más Break:

Coffee Break: Concesiones al liderazgo.

Coffee Break: Hablar por hablar

Coffee Break: La motivación.

Y todo el Coffee y todo el Brake:

Coffee Break: Tiras Cómicas. Compilación.

15 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s