7 Reglas para una presentación exitosa.

¿Cómo hacer una buena presentación?

Alguien podría contestar a esa pegunta con el siempre socorrido “Depende”. “Es algo subjetivo”, y es cierto, pero solo hasta un punto. O bien… “Sobre gustos no hay nada escrito”. Dejemos algo claro en 2018 podemos estar seguros de que hay algo escrito sobre casi cualquier tema que se te ocurra.

Si realizamos una búsqueda simple en Internet con esta cuestión o solicitando consejos para hacer buenas presentaciones, automáticamente obtendremos millones de resultados. Cientos y miles de consejos para hacer buenas presentaciones. Algunos… Incluso contradictorios.

Así que:

¿Cómo hacer una buena presentación?

En el tema de hoy os traemos un listado, reducido de consejos para hacer grandes presentaciones basado en un artículo de Steve Knight que nos parece de los más completos y acertados que se pueden encontrar hoy en día en la red.

Según Knigth la diferencia entre una gran presentación y otra genial, radica en una diferencia muy sutil y se centra en las propia persona que realiza esta presentación, y es sobre esta idea, en laque asienta los 7 consejos fundamentales para realizar una presentación genial.

Lo primero que debes hacer es abandonar de plano el concepto de la creación de una mascara de confianza. Un comunicador, un orador, la persona que está dando un discurso o una charla… no es un actor. Puede ser un actor dando una charla, pero, en este caso no estaría en el ejercicio de su profesión.  Queda totalmente prohibido convertirse en otra persona, por tanto, nada de mascaras.

La clave de la confianza es eliminar el estrés en todos los ámbitos de la comunicación. Así, el ejercicio a realizar es el radicalmente opuesto a colocarte una mascara de confianza. En realidad, el objetivo es que llegues a ser plenamente consciente de quien eres tú y así, concentrarte en ser la mejor versión de ti mismo. Nada te aportará más confianza que esto.

Tu audiencia no quiere a un impostor. La gente busca autenticidad y está en tu mano dársela.

Así cuanto más cómodo te encuentre, más relajado estarás. Esto provocara que tu público se relaje también y puedan centrarse en conectar contigo y con tu mensaje.

Las normas básica de la comunicación que se plantean en este artículo son validas para cualquier tipo de evento o situación. Desde la más grande a la más pequeña. Tanto si tienes que dar una conferencia delante de cientos de personas como si te estas enfrentando a una conversación entre dos personas.

Igualmente ocurre con el entorno. Si bien es cierto que es fundamental que sea consciente del entorno que te rodea, las bases de la comunicación, bien entendidas, son tan validas para un gran auditorio como para un encuentro fortuito en un ascensor. Por supuesto tendrás que adaptarte a cada circunstancia, dado que si, por ejemplo, modulas la voz de igual modo en ambos casos o bien el auditorio no te escuchará o bien tu vecino acabará llamando al manicomio para que vengan a buscarte.

En resumen:

  • Nadie quiere ver a un impostor: Gana confianza siendo tu mismo. Descubre cual es tu estilo y desarróllalo. Esa será la mejor manera de ganar confianza. Si creas un personaje nunca estará verdaderamente en calma. “Él personaje lo estará” tú no.
  • Estas reglas son de aplicación para todo tipo de situaciones: Una reunión pequeña, una entrevista de trabajo, pronunciando un discurso en una gran conferencia, etc.
  • El entorno no debe determinar tu comportamiento: Tu auténtico yo debe estar presente en todas las situaciones. Puedes utilizar diferentes tácticas, pero el núcleo central siempre será el mismo “Tú”

Aclarado este punto, podemos entrar directamente a explicar las 7 reglas para una comunicación exitosa Steve Knight:

1. Evalúa tu audiencia:

No se trata de lo que quieres decirles, sino de lo que necesitan saber de ti para inspirar y motivar con tu mensaje. No existe eso de solo informar. Tu información debe ser precisa y relevante. Tienes que impactar. Lo que cuentes, tiene que importar.

“Lo que dices tiene que importar.”

2. Se positivo:

Nadie quiere escuchar que el vaso está medio vacío. No les lleves en una espiral descendente. Empuja a tu público hacia arriba. En última instancia, de algún modo, tienes el control de sus sentimientos y emociones. Tampoco se trata de convertirse en el gurú del buen rollo, pero para que un mensaje cale, necesariamente tiene que incluir una salida positiva. Todos conocemos alguna de esas personas que se denominan vulgarmente como “Cenizos”. Piensa en alguno que conozcas y en la sensación que te provocan ¿te gusta hablar con el o con ella? ¿normalmente estás dispuesto a comprar su postura derrotista y auto-destuctiva?

“A nadie le gustan los cenizos.”

3. Respira con el diafragma:

Conduce La respiración con el diafragma te permitirá proyectar la voz adecuadamente. La voz saldrá con una gran energía y hace vibrar las cuerdas vocales. Esto aporta calidad y poder a nuestra voz.  La voz es una de las principales armas con las que cuentas. Cuídala y entrénela para que sea lo más agradable posible. Aprende a modularla (nadie le gusta la gente que grita sin ton ni son o que habla para el cuello de su camisa), y a controlarla (si eres capaza de enfatizar cuando y donde quieras será capaz de hacer llegar tu mensaje con mucha mayor claridad).

“La voz es una de las principales armas con las que cuentas. Cuídala y entrénela.”

4. Lenguaje corporal:

Mantén el contacto visual con tu audiencia y dirige tu cuerpo hacia ellos. Asegura que tu expresión corporal y facial es congruente con tu mensaje. Plantéate como meta conseguir conectar con el público y ganarte su confianza.

El cuerpo habla, te permite afianza mensajes, crear imágenes visuales que acompañen tus ideas y faciliten el recuerdo. No obstante, como todo debe ser controlado e intencionado. El movimiento por movimiento no significa nada. No muevas las manos a lo loco porque creas que es mejor, tus manos, tu cuerpo y tu cara deben estar alineados con lo que dices.

Un ejemplo extremo es un presentador de un noticiero que sonriendo ampliamente nos cuente como varias personas han fallecido en un incendio. La normas estéticas deben condicionarse siempre al fin último de la comunicación que es “Que el mensaje se entienda”.

“Asegura que su expresión corporal y facial es congruente con tu mensaje.”

5. Dale imagen a tu voz:

Dale vida a tus palabras para que puedan transmitir adecuadamente el significado que hay detrás de ellas. Si estás hablando de algo positivo, que suene positivo, si estás hablando de algo impactante, que suene impactante.

Tienes el deber de sacar las palabras del papel. De hacerlas interesantes.

¿Es importante lo que cuentas? Si ¿Es tan importante como lo cuentas? Por supuesto que si.

Mira el ejemplo siguiente. Si tuvieses un alto interés por la geología este hombre podría acabar con el de un plumazo.

El arte de contar historias funciona en todas las presentaciones de formativas, humorísticas y, por supuesto, también de negocios. En futuros artículos hablaremos sobre el poder del Story Telling (nota de El Café Parlante El Café Parlante.).

Fijaos en este otro ejemplo:

Si bien el mensaje no es positivo. Es perfecto para ilustrar el asunto del uso de la voz.

El discurso es muy enérgico en todo momento, pero  prestad atención a como recalca las referencias al abogado:

“Y esos muros tienen que estar vigilados… Quien va a hacerlo ¿Usted?” Para dejar claro que su ira está dirigida a el y a la gente como el. Eso se repite a lo largo de toda la intervención.

Cómo refuerza palabras como: “Nosotros usamos palabras como honor, código, lealtad …” Que son el verdadero Core de su discurso.

“Dale vida a tus palabras para que puedan transmitir adecuadamene el significado que hay detrás de ellas”.

6. Ten presencia de Líder:

Piensa en un referente. Uno o varios. En la/s personas que más han conseguido inspirarte en tu vida, en tu/s comunicador o comunicadores favoritos de todos los tiempos. Y pregúntate:

¿Qué piensas cuando lo ves o le oyes hablar?

¿Qué imágenes te genera?

¿Cuál es su marca?

¿Qué representan?

¿Cuál es su legado?

Luego pregúntate lo mismo sobre ti.

Empieza a vivir y respirar transmitiendo las cualidades que admiras y a las que aspiras. Y una vez más permítete convertirte en la mejor versión de ti mismo.

“Conviértete para los demás el tipo de líder que deseas para ti”.

7. Evita la muerte por PowerPoint:

Si decides utilizar una presentación de diapositivas, utiliza foto e imágenes… Una imagen dice más que mil palabras. Una presentación debe tener dos objetivos fundamentales:

  • Ayudar a su audiencia a comprender su mensaje más rápido.
  • Ayudar a audiencia a retener la información por más tiempo.

Fíjate que la palabra clave es “Ayudar”. Lo más importante que debes recordar siempre es que las ayudas visuales nunca pueden sustituirte como protagonista, ya que de ser así, tú sobras.

Adicionalmente, nuestro consejo es que, cuando empieces a formarte en el mundo de la comunicación dejes momentáneamente a un lado los apoyos visuales. No porque no sean útiles sino para que primero aprender a utilizar el resto de herramientas a tu disposición y no adquieras “El habito” de escudarte en herramientas externas (fíjate que la referencia al Power Point está en la ultima posición de los 7 siente consejos).

Por lo tanto, si decides utilizar diapositivas, debe hacerlo con sabiduría y creatividad. A continuación te proponemos tres normas básicas (en el futuro prepararemos un artículo especial sobre este tema):

  • Asegurarse que aparecen despejadas: Mantener cada punto destacado en una sola línea y asegurarse de no tener más de 6 o 7 puntos destacados por diapositiva.
  • Nada de transiciones ni animaciones: Utiliza la animación “Aparecer” (“Volar desde la parte inferior” distrae) para revelar la información a un click del ratón cuando el presentador esté listo.
  • Utiliza poco texto: El Power Point debe ser muy visual. Demasiado texto entretiene al público leyendo. Si la información que aparece acompaña a lo que estás diciendo, mantienes al público en la senda que deseas y continúas manteniendo las riendas del mensaje.

“Debes recordar siempre es que las ayudas visuales nunca pueden sustituirte como protagonista, ya que de ser así, tú sobras”.

El Café Parlante.

Si te ha gustado regálanos un like 🌟😍. Si te gustó mucho, dale a seguir 🏃si quieres ser el/la primer@ en enterarte de las nuevas publicaciones 👍.

 

Referencias:

Steve Knight es Profesor Adjunto de Comunicación Empresarial en la Escuela de Negocios INSEAD en Francia y Singapur, es un Ejecutivo Certificado y Entrenador de Liderazgo y Cofundador de Voice is Power.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s