Reagan y el Challenger.

Ronald Reagan – El accidente del Challenger.

Uno de los discursos más complejos que ha tenido que dar un jefe de estado, ejecutado con brillantez y maestría por Ronald Reagan.

Uno de los objetivos de El Café Parlante es poner en común aquellos discursos o charlas que consideramos importantes.

La importancia puede deberse a su valor histórico, formato, estilo, capacidad comunicativa o simplemente que contenga algún aspecto sobre el que queramos llamar tu atención.

Dado que es el primer discurso que destacamos, hemos tratado de seleccionar uno que aunara todas esas características, o al menos una buena parte de ellas. Por ello, hemos escogido un discurso de Ronald Reagan.

Con independencia de opiniones políticas o históricas, tenemos que reconocer que el presidente número 40 de los EEUU fue un gran orador (conjugando sus habilidades como político y como actor).

Por tanto, el discurso que os proponemos hoy es:

Histórico: En 1986, el lanzamiento del transbordador espacial Challenger se truncaba sufriendo un accidente en el que perecían todos los miembros de la tripulación. Además, se trataba de un lanzamiento muy mediático y seguido por la mayoría del pueblo americano, dado que era la primera vez que se incluía entre la tripulación a un ciudadano de a pie, concretamente a una maestra de escuela, Sharon Christa Corrigan McAuliffe.

Si queréis saber más sobre el incidente, aquí os dejamos un enlace: Challenger.

Formato: El formato es el clásico de un comunicado oficial, con un aire solemne característico de un alto mandatario de un país. Cabe destacar que en ningún momento del discurso da la impresión de estar leyendo o de haber memorizado el texto.

Estilo: Éste es quizá el aspecto más relevante de este discurso. En este caso, el presidente Reagan haciendo gala de sus habilidades como comunicador cambia el estilo de comunicación, al menos cuatro veces durante el discurso. Cambiando el tono, la actitud y el lenguaje en función de a quién se dirige en cada momento. Nosotros diferenciamos los siguientes:

  1. A la nación. De forma solemne se dirige a la nación entera empatizando con la tragedia y recordando a todos y cada uno de los fallecidos en el accidente.
  2. A los familiares. Sin abandonar su postura oficial, se muestra cercano a su dolor. Frente al momento anterior, aquí su discurso está más relacionado con la pérdida personal que con la tragedia nacional.
  3. A los niños que vieron el accidente en directo. En ese momento, se vuelve mucho más paternal. Toma el papel del que tiene que explicarle a un niño que las cosas malas pasan y que forman parte de la vida.
  4. Al resto del mundo. Realizando una defensa del programa espacial y una declaración de intenciones de que  lo continuarán haciendo en el futuro.
  5. A la NASA. Ensalzando el valor de su trabajo y animando a continuar.
  6. A la tripulación del Challenger. Las últimas palabras son nuevamente para recordar y homenajear a las víctimas del accidente.

Es importante destacar que este discurso se produce el mismo día del accidente y está relacionado con la carrera espacial estadounidense. Uno de los principales caballos de batalla de los EEUU durante la Guerra Fría. Por todo ello y por su repercusión mediática, el accidente tomó el carácter de asunto de estado.

¿Estás de acuerdo con nuestros comentarios? ¿Hay algún otro aspecto que te parezca destacable del discurso?

Ver Video

RreeganPlay

No olvides ver el video y dejarnos tus comentarios.

El Café Parlante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s