elcafeparlante.com

Descubre como romper el hielo en 5 minutos (nunca pensaste que fuera tan sencillo)

“Romper el hielo” es una expresión coloquial que hace referencia de forma figurada a la acción de acabar con una situación incómoda entre dos personas, normalmente iniciando una conversación. En su sentido literal, dicha expresión se refiere a la fractura de un bloque de hielo.

A lo largo de tu vida, te habrás encontrado muchas veces en una situación en la que se ha hecho el silencio y no sabes qué decir. Pero el caso es que necesitas decir algo, necesitas “romper el hielo”. Esta necesidad se puede producir por múltiples causas… puede ser la primera vez que hablas con alguien o, no siendo la primera vez, no tienes confianza suficiente con la otra persona. También puede ser que, por el motivo que sea, entablar una conversación con la persona que tienes por objetivo, te pone especialmente nervioso o inseguro.

De forma concreta, podríamos hablar por ejemplo de encontrarte en un bar con la chica o chico que te gusta, estar en una fiesta en la que no conoces a casi nadie, una primera cena con la familia política o un evento del trabajo en el que tienes que hacer relaciones sociales.Sea cúal sea el motivo, esto suele generar una situación incómoda que tenemos que combatir.

Por suerte existen múltiples técnicas que te ayudarán a hacerlo de forma adecuada y, con la práctica suficiente, te permitirán desenvolverte con soltura en situaciones que antes hubieras considerado imposible.

A continuación, te presentamos 8 consejos para que puedas “romper el hielo” de una forma fácil y sencilla en cualquier ámbito de tu vida:

  1. Preséntate por tu nombre. Preferiblemente con una sonrisa y asegúrate de mirar a los ojos.Si ya has visto a la persona en alguna otra ocasión, utiliza igualmente tu nombre porque puede que la otra persona no lo recuerde y se centre más en acordarse de cómo te llamas que en prestarte atención y darte conversación.
  2. Evita expresiones / opiniones excesivamente taxativas o vehementes. Se trata de mantener una conversación fluida y agradable, no de convencer o aleccionar a la otra persona. Expresar tus ideas con demasiada claridad pueden poner a la otra persona a la defensiva, sobre todo si está en desacuerdo con ellas. Incluso, aunque estuviera de acuerdo, si tu forma de expresarlas es demasiado “agresiva”, podría ocasionar rechazo e impedir la conversación.RHej1
  3. Acompaña siempre tus expresiones con alguna pregunta para introducir la conversación. Durante la conversación acompaña siempre tus expresiones con alguna pregunta porque si no lo haces podrías llegar a un punto muerto. No obtener respuestas por parte de la otra persona, te lleva a un monólogo y eso acabará pronto y de forma poco exitosa. Ejemplo: Que exposición más interesante ¿ qué es lo que más te ha gustado?
  4. Evita preguntas cerradas que puedan ser contestadas con monosílabos. Una pregunta que puede ser contestada con “si” o “no” te lleva nuevamente a un punto muerto. Ejemplo: Para mantener la conversación sustituye preguntas del tipo “¿te ha gustado la exposición?” por otras preguntas o expresiones más abiertas que si incitan a hablar como “¿qué es lo que más te gustado de la exposición?”.RHej2
  5. Observa e indaga hasta encontrar algún punto en común. Como una afición, un grupo de música o un artista que ambos admiráis. De esta forma, la conversación ya empezará a fluir de una forma más espontánea.
  6. No hables de lo que no sabes.En la búsqueda de puntos en común, puedes encontrar algún tema que sea de especial interés para tu interlocutor. Puedes interesarte por la cuestión, dejar que tu interlocutor se luzca con el tema de su interés. Incluso puedes solicitar asesoramiento. Pero nunca caigas en la tentación de intentar ponerte a su altura. Si no sabes de un tema se notará y acabará en desastre.
  7. Evita temas controvertidos.Sobretodo ideologías de cualquier tipo (Política, Religión, etc). Para que la conversación fluya es muy importante que la otra persona se sienta cómoda hablando contigo.
  8. Cuida tu lenguaje no verbal. Debes prestar especial atención a cuestiones como evitar mantener el contacto visual de forma fija e intensa. Aunque es recomendable mirar a los ojos de nuestro interlocutor, es importante, darle momento de descanso o espacios de intimidad, para que pueda sentirse cómodo durante la conversación. Finalmente, respeta el espacio vital de la otra persona.

A partir de ahora, cada vez que tengas que iniciar una conversación, recuerda estos 8 puntos y ponlos en práctica. Recuerda que el quid de la cuestión  es practicar una y otra vez.

Así, pronto lo harás de forma natural y empezarás a descubrir nuevas técnicas, trucos y/o maneras. Cuando sea así, déjanos aprender de ti y compártelas con nosotros.

4 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s